Solidaridad con victimas de Dorian en Bahamas

By  on septiembre 25, 2019

Shirley Benemé y su hija de un año, Guyana, en un refugio temporal en las Bahamas. Estaban entre aquellos cuyas casas fueron destruidas por el huracán Dorian. Foto: UNICEF/Instagram/© UNICEF/UN0342028/Moreno Gonzalez


Llamado  del CER de  WACC Caribe a las otras regiones de WACC y a WACC Global 20 de septembre de 2019

Queridos miembros de la WACC, Saludos cordiales,
 
Esta temporada de huracanes en nuestra región ha comenzado ferozmente con la devastación de las Bahamas por Dorian, un huracán con vientos sostenidos de 185 mph (295 km / h), acumulación de más de 3.0 pies (0.91 m) de lluvia y mareas de tormenta gigantes. Además de la velocidad de vientos de categoría cinco, gran parte del daño fue causado por las lluvias que duraron los tres días que el huracán estuvo sobre las islas de Bahamas. La destrucción de las infraestructuras físicas y de comunicación significa, entre otras cosas, que la magnitud del daño no se conocerá durante meses. Al momento de escribir este artículo, hay 50 muertes confirmadas, 70,000 personas han perdido sus hogares, miles han sido reportadas como desaparecidas y los estimados de daños a la propiedad varían de $ 3 a $ 7 mil millones. La devastación de la infraestructura dificulta los esfuerzos de rescate. Para empeorar las cosas, dos semanas después de Dorian, otra tormenta trajo lluvias adicionales a las islas.

Las tensiones sociales han aumentado a medida que miles de personas buscan huir para encontrar refugio en otras islas de las Bahamas o en Florida. Los antagonismos también son evidentes entre aquellos que han optado por quedarse para tratar de encontrar refugio, agua y alimentos cerca de sus hogares devastados. En este contexto, los haitianos y los bahameños-haitianos han sido los principales objetivos de actos de odio y exclusión en los esfuerzos de rescate. Hombres, mujeres y niños de esta minoría se han visto particularmente perjudicados por el huracán, ya que sus hogares y vecindarios tenían las infraestructuras más débiles. Y ahora se enfrentan al odio de las otras víctimas. Pedimos a todos nuestros miembros y regiones que apoyen los esfuerzos de ayuda en sus países para las Bahamas. Dentro de estos esfuerzos, estamos pidiendo a WACC y sus miembros que den un paso al frente y ayuden a crear conciencia sobre la necesidad de fortalecer nuestra compasión, preocupación y respeto por toda la gente del Caribe, y en particular por los haitianos y bahameño-haitianos que son objeto de racismo y xenofobia. Tómese el tiempo para hablar en su país, a sus vecinos, en la iglesia, en su lugar de trabajo, en sus organizaciones comunitarias o en los medios de comunicación, sobre la necesidad de apoyo material y solidaridad para todos los bahameños.

El CER de WACC Caribe también cree que el huracán que devastó Bahamas y la posterior xenofobia que muchos sectores de ese país han exhibido descaradamente son pruebas adicionales de los numerosos vínculos entre el calentamiento global y las migraciones masivas. Por lo tanto, solicitamos respetuosamente a WACC que redoble urgentemente sus esfuerzos para abordar los numerosos vínculos entre estas dos tendencias. Concretamente, esto significaría hacer explícita la conexión entre las dos tendencias en nuestros planes de trabajo, en nuestros proyectos y en nuestras publicaciones de texto y multimedia.
 

-- Ary Régis Presidente de WACC-Caribe



septiembre 25, 2019
Categories:  News|WACC Latin America

Add A Comment

Comment

Allowed HTML: <b>, <i>, <u>

Comments

Copyright © WACC

 

 2019